Morocha gordibuena tirandose al padre de su novio

Su jefe siempre ha sabido que ella es una de las morochas más putas de la compañía. Luego de un breve receso en el trabajo el viejo pervertido le dice a la perrita culona para follar rico encima del escritorio y cumplir todas las fantasías sexuales que tiene en mente. Aunque a ella se le ocurren muchos fetiches lo único que le interesa es el ascenso. Por eso se lo pide a el para ver si se lo cumple.